domingo, 31 de diciembre de 2017

CHICAS MUERTAS

Hace a penas unos días he tenido entre mis lecturas este libro de Selva Almada: Chicas muertas. Ha sido una lectura difícil y dura, interrumpida por la necesidad de poner distancia con casos que me resultaban demasiado conocidos, demasiado cercanos: cada una de las chicas que han matado desde que tengo uso de razón, esas cuyos casos han expuesto en la televisión, ahondando en cada detalle y clavándose en mi cada nota de dolor. Ya ves, tanta empatía para qué, qué desperdicio de sufrimiento cuando nada cambia y la lista se engrosa desmesuradamente, aquí y en la otra punta del mundo, qué más da el lugar.

Creo que a ninguna chica nos cuesta ponernos en situación, todas hemos tenido miedo, hemos sentido el peligro en algún momento, solas o acompañadas, de día y de noche. Todas hemos crecido sabiendo que no podemos bajar la guardia, aunque seguro que en algún momento todas nos hemos expuesto, hemos corrido riesgos; por decidir andar unos pocos metros a pie y no gastar en un taxi, por despedirnos de una amiga que vive a pocas manzanas y continuar solas...


A cuántas chicas he visto andar deprisa con la mandíbula apretada, con el 112 marcado en el móvil a punto para una llamada desesperada, las veo y me veo a mi misma, reconozco una conducta de estado de alerta a una legua. Y la sensación de que por más precauciones que tomes estás arriesgando, sigues siendo vulnerable, es lo peor. Me calzaba mis bambas y me subía hasta la garganta la sudadera (como quien se pone el traje el superhéroe) para escapar rápido en caso de necesidad. Os juro que he necesitado correr, y eso deja claro que no es paranoia, es supervivencia. He andado con una piedra en la mano, me he alejado de portales y coches aparcados, de lugares oscuros, de grupos o chicos solitarios. He tratado de contener la respiración y encogerme hasta hacerme prácticamente invisible. 

Si nos juntamos unas cuantas chicas y describimos nuestras estrategias para salvar el pellejo cada vez que nos hemos sentido en peligro, nos da para escribir un libro: mirar bien antes de entrar al portal o a un párquing (incluido el de tu propia casa, ¡claro!), no subir al ascensor con un desconocido (ni aún siendo un poco conocido, añadiría), eso sí, que no se note, inventa que has olvidado algo en el coche, que prefieres subir andando las escaleras, o lo que sea. Inspecciona bien los vagones del tren o del metro antes de decidirte por uno. Revisa las salidas de emergencia, la localización de las cámaras de seguridad, etc., de cualquier lugar que te genere inseguridad. Pon el seguro del coche nada más subir, no des la espalda a nadie buscando algo en el maletero... Y todo esto me sale sin esfuerzo de lo interiorizado que lo llevo.

Por todo esto, el libro de Selva me ha dolido y me ha costado. Este libro no habla de una ficción, como tampoco son ficciones la lista interminable de niñas, chicas y mujeres muertas cada día en cualquier lugar del mundo.

esa mujer ¿por qué grita?
andá a saber
mirá que flores bonitas
¿por qué grita?
jacintos, margaritas
¿por qué?
¿por qué qué?
¿por qué grita esa mujer?

Susana Thénon

Yo crecí con el caso Alcázer grabado en la memoria, con los pocos datos que me atrevía a escuchar. En mi casa veía las noticias, pero no las comentábamos, jamás compartí mis miedos, los guardaba y me los gestionaba como podía. Sabía que una chica, ni aún acompañada por dos amigas, debían hacer autoestop. Pensaba que conforme me iría haciendo mayor dejaría de ser blanco de acechadores, ya no lo tengo tan claro. Después, como todo, por no vivir angustiada, te acomodas, te confías, y olvidas muchas de las precauciones que se habían convertido en tu ritual. Hasta el siguiente susto. ¿Pero, cómo iba a pensar que ante un susto, una imprudencia mía seguramente, podía pedir responsabilidades, ser denunciable, porque podía no ser culpa mía?
"El Sátiro era una entidad tan mágica como, en los primeros años de la infancia, la Solapa o el Viejo de la Bolsa. Era el que podía violarte si andabas sola a deshora o si te aventurabas por sitios desolados. El que podía aparecer de golpe y arrastrarte hasta alguna obra en construcción. Nunca ns dijeron que podía violarte tu marido, tu papá, tu hermano, tu primo, tu vecino, tu abuelo, tu maestro. Un varón en el que depositas toda tu confianza."
Ayer, cuando escuché hablar del caso de Diana Quer, sentí unas lágrimas de impotencia, de ya me lo imaginaba, de ¡qué mierda, joder!

Y hoy es fin de año, y estoy pensando en Diana y todas las demás chicas que como ella tuvieron mala suerte, porqué ya estoy por pensar que es cuestión de suerte, las que nos hemos ido salvando y las que no pudieron hacerlo.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

HISTORIAS DE APRENDIZAJE (EL MARTINET)

Hace un par de encuentros, los coordinadores del grupo Reggio del que soy miembro, compartían un vídeo que me encantó. Se trata de la conferencia que da Meritxell Bonàs en las Jornadas Pedagógicas organizadas por la Associació Amics del Martinet (escuela El Martinet, de Ripollet) tituladas: 

BRÚIXOLES, CARTOGRAFIES DE L'APRENDRE 
(Brújulas, cartografías del aprender)



Ese día, mis compañeros Maria y David, escogieron un fragmento (de las dos horas que dura la intervención de Meritxell) que me dejó, como siempre me quedo al escuchar hablar a Meritxell Bonàs, con una mezcla de admiración, emoción y gratitud. Se trata de una de las cinco historias que recoge su narración y se titula: UNA CARTA A COSTA RICA.

Mis notas (frases rescatadas):

"Un todo posible que nace de cada niño y niña que vive con placer su aprendizaje".

"Un niño vinculado a su aprendizaje es un niño que se emociona al aprender y lo conduce a una dinámica imparable" .

"Cuando un grupo de niños se emocionan juntos es la bomba"

 "Mirar la educación como un acto amoroso, afectivo. La escuela a menudo ha alejado los afectos, la ternura."

 "Cuando las cosas son de verdad los niños sienten que son participantes del mundo". 

 "La mirada de X acarona aquello que ve". 

- Refleja la confianza del adulto en las capacidades del niño y como le considera principal responsable de su aprendizaje
- Otro punto clave: la emoción como detonante, motor y generadora de aprendizaje.
- La autenticidad para TODO: en la relación, en la vivencia...
- El ser social: el hecho de crecer, jugar, aprender en compañía del otro, interaccionando, participando de las experiencias ajenas, incluyendo al otro en las propias, intercambiando, dialogando, reajustando...
- La mirada de un niño que "acarona" cuánto ve, pero también la mirada de un adulto que observa y percibe en este niño esa particularidad, describe desde el afecto como su mirada mima, arrulla, acaricia...

M'HE XOCAT AMB LA MARIONA
Varios días después de haber escuchado el relato de esa anécdota, aún me rondaba en la cabeza. Tal y como hago hoy, lo compartí esperando que surgiese el mismo efecto que me había causado a mí. No lo sé. Las palabras para que te calen deben poderse conectar con algo que ya existe en ti, debes tener la mecha o una pequeña llamita para que se avive el fuego. 

Por suerte, la conferencia íntegra se encuentra en Youtube y la he podido escuchar entera y repasar.


Siguiendo con las historias de aprendizaje que tienen lugar en la escuela El Martinet y que el equipo de maestros tiene la sensibilidad de captar y relatar, tal y como expresa Meritxell Bonàs: "la humildad de entender que el otro siempre es un misterio" por una parte, y por otra la convicción de que "ser parte del crecer del otro es un regalo".

Opino que sin un verdadero interés hacia la infancia, sin la capacidad de entusiasmarse, sorprenderse y maravillarse con los niños y las niñas, difícilmente se les va a otorgar valor a sus actos y palabras, difícilmente ese adulto va a ser capaz de ver más allá.

"Aprender tiene que ver con participar en múltiples situaciones/oportunidades de aprendizaje".

1. NIU DE "PAJARITUS" (Un nido de "pajaritus")
Nos cuentan que la construcción de casas es un tema recurrente. En este caso son dos niñas las que emprenden el proyecto de construir casas para pajaritos.

Al explicar esta historia de aprendizaje nos aportan más datos sobre cada una de las niñas: con quien suelen coincidir en sus juegos y proyectos, que les gusta, cuales son sus intereses... Es evidente que las conocen bien. Ambas realizan una misma acción pero de forma distinta, porque son distintas, y eso lo saben los profesionales que han seguido cada una de las aventuras en las que han participado. Cada niño y cada niña es único, incluso cuando pueda parecer que varios hacen lo mismo, no es así.

(La segunda historia es la primera que escuché, UNA CARTA A COSTA RICA)

3. TÚNELS SUBTERRANIS (Túneles subterráneos)
Aparece de nuevo el tema del trabajo en equipo y también el hecho de que los niños se proponen retos constantemente.

4. COMENÇA L'ESPECTACLE (Empieza el espectáculo)
Anoto de esta historia como algo a destacar que el vínculo que se establece entre el alumno y el maestro debe ser un vínculo afectivo auténtico, una relación de verdad. Meritxell dice que la confianza en un contexto de aprendizaje es decisiva porque el maestro es un referente de seguridad.

5. GUERRILLA ART 
Última historia de aprendizaje. Parte de las ganas de unas niñas por iniciar algo nuevo. Las niñas piden ayuda a la tutora y la maestra les propone un libro llamado Guerrilla art sobre intervenciones artísticas sociales en la calle, se trata de una colección de libros que habían adquirido para el grupo de once años pero que hasta la fecha nadie se había interesado en ellos.

Las niñas crean unas postales con mensajes positivos que reparten a la gente del barrio. Igual que en el proyecto "Una carta a Costa Rica", aquello que realizan los niños tiene conexión con su entorno, son vivencias reales, no ejercicios de libro que carecen de algo tan primordial en el aprendizaje como es el hecho de que sea significativo, de que tenga una función, de que sea emocionante...


Acabo mi resumen con otra de las frases que rescato de esta interesante conferencia:

"La escuela vista como un lugar donde el aprender esté vinculado a la alegría, un lugar donde la infancia se sienta respetada".

Durante la Jornada Pedagógica también tuvo lugar, entre otras, la intervención de Ángel Pérez. Os hablo de ella en breve, merece la pena ver el vídeo y escucharle detenidamente, opina sobre temas cruciales y muy actuales.

viernes, 22 de diciembre de 2017

MI LISTA DE DESEOS

Cuando me preguntan qué quiero por Navidad les digo que no necesito nada, y que si quieren hacerme un detalle, que sea algo hecho a mano o que no sea muy caro, porque ni es necesario, ni me gusta especialmente, que nadie se gaste mucho dinero en un regalo.

Yo creo que soy fácil de "regalar" pero eso es muy subjetivo, lo sé. Así que he pensado hacer mi lista de deseos para ponerme un poco a prueba yo misma. Lo que sí les he dicho más de una vez es que ¡no sean ansias! Si me quieren regalar lana, por ejemplo, que elijan un ovillo bonito y listo, no hace falta que me compren varios ovillos, agujas, tijeras... (eh, mama!!).



A ver que piense... qué me gustaría que me trajesen los Reyes Magos:

Una chuchería
Me encantaría cualquiera de los Librinos con chapa de Chucherías de arte, en realidad cualquier cosa de su web sería un regalo perfecto para mí.

Un libro artesanal 
Especialmente los de La Indolente me parecen verdaderas joyitas.

Lana
Un ovillo bonito, como los de DMC Natura Just Cotton, que me parecen preciosos y el surtido de colores increíblemente amplio.

Botones
Para los botones soy algo más selectiva; los que más más me gustan son los antiguos, los de partidas de los años setenta, los sueltos que se encuentran en mercadillos o mercerías de toda la vida.

Telas
Para proyectos costuriles lo importante es tener telas inspiradoras: las de ilovekutchi son mis favoritas. Pero valen todas esas que ahora venden para patchwork.

Álbumes
Los álbumes de fotos de papel bonito, de esos que las fotos las pegas con un poco de washi tape. En Natura tienen preciosísimos, pero es solo una opción, los he visto en muchos sitios.

Washi tape
Nunca son suficientes, me gustan de todos los tipos!!

Libros
De mis editoriales favoritas: Minúscula, .Rata_, Alpha Decay, Rayo Verde, La Bella Varsovia... Y también libros de tercera y cuarta mano.

Libretas y diarios
¡Nunca son suficientes! Tengo un problema, me tuerzo al escribir, ya no creo que tenga remedio... Así que siempre intento que tengan rayas, y a ser posible, bastante juntas (manías).

Calcetines
Sí, he dicho calcetines, un clásico y tópico regalo navideño. Pero si alguien se decide a regalarme calcetines que sepa que me gustan raros, extravagantes. Estilo fiesta glam: con purpurina, rejilla, encajes, o estilo deportivo, pero que por supuesto no son para hacer deporte (ya os enseñaré un par que acabo de conseguir).

Pañuelos
Para atarse al cuello o ponerse en la cabeza, soy una loca de los pañuelos, aunque los use menos de lo que quisiera...

Complementos
Los broches y los pins en primer lugar, pendientes llamativos (ni las perlas ni los minimalismos son lo mío), parches para customizar ropa (pin up), accesorios para el pelo (¡todos!)... Podría seguir, pero ya veis por donde voy ;)

Juguetes de mi infancia
Una Barriguita, unos Pin-y-Pon, una Nancy, unos Playmobil...

Cajas
Todo tipo de cajas, porque a todas les encuentro una utilidad.

Después de escribir esta megalista, sigo sosteniendo que no necesito nada, pero creo que he demostrado que no es tan complicado elegir algún detalle para mí ¿no?

¡Venga, a sobrevivir a la Navidad como buenamente podamos! Yo, por eso de encontrarle algo interesante, me he apuntado a un reto fotográfico, y esta vez espero ser más constante.

Reto El Navigráfico de RebecaLópezNoval.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

LIBROS PARA IVET

Otra Navidad... Porque ya está aquí. Y ahora que la veo tan cerca no me apetece tanto. No os voy a engañar: yo quería vacaciones, tiempo; tiempo para mí, para Juno, para los tres, para los amigos y los queridos. Tiempo para perder el tiempo y tiempo para hacer cosas que me gustan: leer, escribir, tejer, coser, garabatear, crear, coleccionar, pegar, montar, cambiar cosas de sitio, organizar... salir, pasear, mirar y mirar y también fotografiar, y descubrir, oh sí, eso siempre. Maravillarme y sorprenderme. Disfrutar de lo insignificante, de mis pequeñas cosas.

Pero... la Navidad no es eso. ¡Es que me empacha solo de olerla! No te diré que un par, o tres, días de lentejuela y exceso de comida, cariño, regalos y conversación, hasta lo encuentro divertido, pero más ya es ir a por el atracón. Yo me perdería en un pueblo bonito, lejano y tranquilo, pero no va a poder ser. Y un año más, voy tarde en todo.

Y esta lista también va tarde, lo sé porque he pensado en ella tantas veces y me he dicho eso tan resobado de "mañana me pongo" y mañana siempre es después y siempre es luego y luego siempre es tarde, al final. 

Cómo titular esta lista para que quede claro que no estan todos ni los mejores, o sí, son algunos viejos conocidos y otros que el azar los ha traído a mí, pero en todo caso, son la lista que hoy le hago a una amiga:

POSIBLES ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA LA BIBLIOTECA PERSONAL DE IVET

Mi debilidad:

Buenos días (Bon dia)
Ormerod, Jan
Editorial: Bracelona: Serres


Los recién llegados:

Qué es la libertad?
Renata Bueno
Thule Ediciones
ISBN: 8416817049 ISBN-13: 9788416817047




D'una altra manera 
Ana Tortosa
Thule Ediciones
ISBN: 8492595329 ISBN-13: 9788492595327





Flora y el flamenco
Molly Idle
Barbara Fiore Editora
ISBN: 9788415208235


Mis preferidos:

El cerezo (El cirerer)
Alba García i Puig
SD Edicions


¡Es mío! (Es meu!)
Texto e ilustración: Jeong Soon-hee 
Editorial Tramuntana



Las pescadoras 
Nadia Menotti
Kalandraka



Feliz 
Mies Van Hout
Fondo de cultura económica





Donde yo vivo (Allà on visc)
Frances Wolfe
Joventut



Hilo sin fin (Llana a dojo)
Mac Barnett
Juventut




Hace un tiempo hice una lista:



¡Buenas noches y feliz lectura siempre!

viernes, 15 de diciembre de 2017

GENTE BONITA

Por las mañanas conduzco en silencio hacia la escuela mientras Juno duerme detrás en su sillita. Antes, cada mañana escuchaba Hoy Empieza Todo de Radio3, y cantaba mis canciones favoritas mientras me acababa de espabilar de camino al trabajo. Desde que Juno viaja conmigo, he cambiado la música por pensamientos, tampoco está tan mal... En un par de trayectos matutinos preparé la reunión de familias, y para organizar las ideas, tomar decisiones, etc. va genial, diría que para mí es terapéutico conducir en silencio.


Esta mañana estaba pensando en las personas que te hacen la vida más agradable, que te hacen feliz, que te roban una sonrisa... Tanto la gente que forma parte de tu vida de un modo más o menos permanente, que agradeces que existan y tenerles bien cerquita. Como aquellas otras, las que se cruzan en tu camino de manera fugaz, de quienes tal vez jamás llegues a saber ni sus nombres: la camarera de aquél bar de un pueblo de paso en el que paramos a desayunar y fue especialmente atenta con nosotros. O, sin ir más lejos, la dependienta de la panadería donde por las mañanas a veces compro el pan y siempre tiene una palabra amable en la boca.

Hay personas con las que acabas compartiendo muchas horas del día: los compañeros de trabajo. Algunos de los cuales, tienen el don de hacerte sentir a gusto y querido, y alcanzas tal grado de complicidad con ellos, que basta con una mirada para entenderte. Estos pocos escogidos llegan a ser muy importantes en tu vida. Verdaderos amigos. A lo largo de los años he tenido compañeras y compañeros de trabajo con los que he tejido una afinidad especial, que han convertido el trabajo en algo muy llevadero, o ahora que trabajo en lo que me encanta, diría que le han añadido un aliciente.

También está el vecino que te hace sentir en casa, en tu barrio, que te da esa seguridad que siempre ofrece lo conocido. El que te llama por tu nombre, el que te aguanta la puerta si te ve llegar, el que te ayuda cuando vas cargada, etc.

Después, están esas personas que se cruzan en tu camino en un momento puntual, con las que coincides un día o dos o tres... y, simplemente, te hacen feliz. Y dejan una huella, lo que te lleva a recordarlas con mucho cariño. Sobretodo, me viene en mente la cantidad de gente bonita que he conocido viajando, porque el hecho de haberles tratado me ha aportado muchísimo, y han marcado significativamente esa experiencia.

Recuerdo una pareja de Madrid que conocimos en Turquía; encantadores. Tuve la sensación de estar con viejos amigos los días que coincidimos. Otra pareja, en este caso portugueses, Bruno y Simona, con ellos pasamos un par de días en el desierto de Marruecos. Una noche, estábamos los cuatro tumbados en la arena mientras el resto bailaban: fue muy agradable compartir ese instante, allí, sin necesidad de decirnos nada... Todo lo contrario me sucedió con mis segundos madrileños, Sílvia y Borja, con ellos coincidimos en un trekking por Birmania, y nos faltaban horas para contarnos y preguntarnos; fantásticos. Aunque, para persona preciosa con la que me he cruzado en mi vida, Camilo. Nos unió compartir un taxi en un pueblito birmano e hicimos por seguir coincidiendo y hablando y hablando... No lo puedo evitar, me fascina la gente con buena conversación y con él nunca se acababan los temas.

La lista es mucho más larga, por supuesto. Lo que más me asombra son las situaciones, las casualidades que ponen a unas personas u otras en tu camino, como algunas desaparecen y otras resisten, incluso algunas se retoman después de un parón de años. De la gente especial que he ido conociendo, aún hay con quien, a pesar de la distancia o de la vida, que te lleva a relacionarte en el día a día con personas cercanas y te aleja de otras, las dichosas circunstancias, mantenemos el contacto y no hacemos pereza por vernos.

Mientras cavilaba todo esto, miraba el cielo de Barcelona que despierta últimamente con una variedad de colores y matices increíbles, y resulta que es debido a la contaminación, pues qué rabia. Pensaba también en lo importantes que somos los unos para los otros, cómo nos afectamos y nos influimos mutuamente las personas, y en que ojalá también yo contribuya a suscitar felicidad en alguna persona que se cruce en mi camino.

Ayer, más a menos a esta hora, escribía estas palabras. Pero entonces Juno empezó a toser, se despertó y me acosté junto a ella para calmarla. Ayer, también, vinieron dos profesionales de la gestión emocional a darnos un curso sobre estrés en el trabajo, ya os contaré. De momento, cada día respiraré conscientemente 5 minutos para entrenar este hábito de control mental y estar más relajada y feliz, casi nada, ¿eh?

Feliz noche.

viernes, 8 de diciembre de 2017

ESPACIO DE CIENCIA LAB_06

Me satisface enormemente disponer de la capacidad de entusiasmarme con cada nueva experiencia, con cada nuevo aprendizaje. Esta disposición que habitualmente se le atribuye a la infancia, siento que no se da de un modo tan generalizado como desearía, y me preocupa, porqué yo me creí eso de la curiosidad innata e infinita.


Rescato una de las frases de la charla con la que los profesionales del Lab-06 nos presentaron a mi Grupo de Trabajo REGGIO su proyecto de ciencia destinado a la infancia: 

Cuanto más miras más ves

Esta vez mi visita fue desde mi papel de maestra, y no de madre, y agradezco poder complementar la vivencia como acompañante de Juno con la de la mirada profesional.


¿Entonces, tal vez es que como sociedad estamos impidiendo esta acción-reacción en algunos niños y niñas? Por ejemplo, cuando los distraemos-atontamos frente al televisor, o cuando somos incapaces de cederles el protagonismo que merecen. Hace tiempo que llevo observando un fenómeno que me alarma, aunque sean una minoría silenciosa: niños aburridos, inmutables, estáticos, esperando la instrucción.

Un espacio como el Lab-06, destinado a niños y niñas acompañados por adultos, a familias, considero que es una excelente opción para ejercitar esta curiosidad innata a la que, me atrevo a asegurar, hay que alimentar para que no se acabe marchitando. 

Las personas que nos dedicamos a la educación infantil, no sé hasta que punto tenemos la facultad de avivar, motivar, excitar, alentar esta curiosidad, pero si tenemos la obligación de no apagarla. ¡Hay que visitar el Lab para seguir haciéndonos preguntas!

"Los principales instintos o motivaciones incluyen el hambre, la sed, la curiosidad y la exploración, el juego y el sexo" (Damasio, 2005).

La ciencia de la cotidianidad
Cuando mencionamos el término ciencia aún es frecuente pensar en laboratorios y batas blancas, probetas e instrumentos sofisticados. También tendemos a alejarlo de nuestro día a día, como si fuese cosa de unos pocos seres de mentes excepcionales. Pues bien, en el Lab-06 nos hablan de ciencia y cotidianidad, nos acercan, nos involucran, nos dicen que la ciencia es cosa de todos, que está al alcance de todos y desde bien pequeños, y nos invitan a la acción. 



"Desde las primeras edades es posible construir maneras de mirar los fenómenos del mundo natural."

Compartieron con nosotros citas de autores que son un punto de partida para la reflexión:

"Los niños tienen muchas más facultades cognitivas de las que cree. Por ejemplo, tienen nociones muy sofisticadas casi desde el día que nacen: de matemáticas, del espacio y tiempo, sociales, morales... El problema es que no pueden comunicarlas. Por eso luego no tienen que aprender tantas cosas sino saber cómo expresar ese conocimiento. (Sigman).

"No es que los niños sean científicos pequeños sino que los científicos son niños grandes puesto que para el progreso científico emplean procesos cognitivos que se observan por primera vez en niños muy pequeños". (Gopnik & Meltzoff, 1999).

Aprender es inevitable
"Las neurociencias han aportado evidencias científicas que demuestran que tenemos un cerebro que está diseñado para aprender y para hacerlo a lo largo de toda la vida." (Carballo, 2016).

Niño/a - Aprendizaje - Ciencia

Investigar: mirar a los niños y las niñas y ver qué pasa, qué necesitan.

La observación como instrumento esencial de obtención de información y evaluación para decidir que es lo más apropiado para cada niño y cada situación. 






Qué materiales ofrecer y cómo 
Material real dispuesto en ámbitos temáticos de manera sugerente, de libre acceso para los niños y niñas y con una intervención muy cuidadosa y respetuosa con los niños y niñas por parte del adulto, intervención habitualmente individual o en pequeño grupo y no directiva.





Material natural, cotidiano y de calidad





Funcionamiento de libre circulación

Creando un ambiente confortable y favorecedor de la concentración: un ambiente tranquilo es necesario, los neurocientíficos afirman que no se puede aprender en situación de estrés.

Además, materiales y espacios versátiles, abiertos a cambios. En el Lab-06 reciben cada domingo, en dos turnos, a un máximo de treinta niños de entre 0 y 6 años. A parte de ferias d'experimentación, de los sábados de ciencia, del Lab-móvil que visita escuelas, etc. Obtienen un feedback importantísimo para valorar que propuestas y materiales no son acertados por no adaptarse al uso que se pretende de ellos.


Propuestas de libre elección

- Que movilicen algo relacionado con la ciencia.
- Que tengan sentido para el niño o niña sin que el adulto explique nada.
- Intencionalidad científica: pero suficientemente abiertas para que pasen cosas imprevistas.
- Propuestas con reto, pregunta sorpresa. Para los niños y las niñas es un juego; los adultos controlan el valor del aprendizaje en las propuestas.





¿Qué queremos que pase?

- ¿Con qué intención ponemos cada objeto? ¿Con que intención creamos un espacio?
- Cuanto más miras más ves: leer la naturaleza es como aprender a leer letras.

A nivel práctico, detectar si los niños y las niñas hacen recurrentemente un uso que no queremos de los objetos, en ese caso sería indicado cambiar ese objeto para evitarlo. Por ejemplo una raqueta de tenis está demasiado asociada a su uso deportivo y no sirve para intentar que le den una utilidad distinta.

Pensar propuestas que de forma sencilla y natural los niños y niñas hagan un uso que posibilite llevar a cabo cierto aprendizaje o cierta experiencia.




Procesos que tienen que ver con la ciencia: el juego exploratorio

Por ejemplo, las botellas transparente llenas de semillas: de entre todas las botellas, una es negra y no permite ver su interior. Una botella negra es una pregunta. Puede servir para buscar su réplica transparente.


Jamás sabremos qué hay dentro de esa botella negra, la ciencia no da la respuesta absoluta, no hay una única solución y un adulto que dice "muy bien".

¡Alerta, mensaje importante!:
Seguir instrucciones no es experimentar

Si no hay intención no es experimentación, es sencillamente manipulación o exploración.

Desde el Lab-06 advierten que asistir de vez en cuando a este espacio no va a convertir a los pequeños en científicos, pero es cierto que frecuentar un lugar donde dejen que los niños y niñas estén en contacto con materiales de calidad que aportan mucha información, dispuestos de manera que provocan aprendizajes científicos y fomentan el hecho de hacerse preguntas ayuda. 

Por ejemplo, los distintos tipos de balanzas y la idea de peso: balanza de cruz (de dos platos), balanza de un solo plato con aguja, balanza de precisión digital, balanza de pesas deslizantes... Si ofrecemos la oportunidad de manipular diferentes instrumentos para pesar será más fácil para estos niños y niñas en un futuro interpretar la noción de peso.



Propuestas que pueden realizarse en pequeño grupo porque emocionarse en grupo es más satisfactorio. Aunque cueste más llegar a un resultado, dar con una respuesta, etc. También se aprende del error y de las aportaciones acertadas o no de cada persona.

Reflexión general sobre espacios de ciencia

Enfoque basado en la indagación:

- Hacer preguntas.
- Planificar y conducir investigaciones utilizando apropiadamente instrumentos y técnicas para recoger datos.

Experiencia -  Explicitación - Evolución

Experiencia: Aproximación sensorial. Acciones exploratorias. Uso de instrumentos.
Explicitación: Habilidades cognitivas: poner nombre, ordenar, comparar, clasificar, cuantificar... Habilidades de comunicación: explicar, argumentar, conversas, representaciones...
Evolución: Contraste de ideas con expertos o entre compañeros. Consulta de libros. Experimentación, intervención en la realidad.

Hacer fichas elimina la primera E (Experiencia). La experiencia es lo que más aporta.

El esfuerzo no lo tenemos que hacer para introducir el mundo digital en el aula sino para recuperar el mundo natural.




Que el adulto ajuste la explicación a un niño concreto en un momento determinado, porque hay situaciones, conceptos, que requieren la intervención y la explicación por parte del adulto, porque sin ella difícilmente el niños o la niña accedería a ese conocimiento.

Combinar exploración libre en el espacio con momentos en grupo para que el adulto de ciertas explicaciones.

Y para acabar, os dejo con otra de las frases con las que me quedo de esta charla tan interesante: hacer colecciones es ordenar la cabeza.