martes, 30 de junio de 2015

LA PEQUEÑA ORUGA GLOTONA

Érase una vez...
Estas mágicas palabras son el preludio de un universo que está a punto de abrirse frente a nuestros ojos. 
Son sorpresa, pero también son el inicio de una historia que nos resulta familiar; a veces nos descubren personajes cautivadores, otras nos hacen reencontrar-nos con viejos conocidos... 
Los cuentos, a través de las historias, nos ayudan a desarrollar la imaginación, a enriquecer nuestro mundo interior, a viajar, a conocer nuevas palabras, etc. 
También los álbumes ilustrados nos permiten imaginar todo aquello que las palabras no dicen y nos seducen con imágenes cargadas de significados, de arte. 
Es una herramienta tan rica y tan motivadora para los niños y las niñas, que bien merece que los escojamos con cuidado, con la sensibilidad que deseamos transmitir y, ofrecer así, el regalo más valioso que va intrínseco a un libro: el amor por la lectura.
(Presentación de la libreta de la mochila viajera de mi grupo de 1-2 años)

La mochila viajera es un recurso que usamos en la escuela para acercar la literatura infantil a las familias, seleccionamos unos pocos cuentos para que en casa puedan explicárselos a sus hijos y la libreta es donde las familias explican e ilustran su experiencia. 


Cada año pienso en una introducción que transmita la importancia que tiene para mí iniciar en el mundo de los cuentos y las historias a los niños, y que muestre mi pasión por buscar la calidad en cada recurso que ofrecemos a nuestros alumnos e hijos.


La Pequeña Oruga Glotona
Álbum ilustrado de Eric Carle y editado por Kókinos en el que la protagonista es una oruga que acompañamos en su proceso de metamorfosis, desde que es un huevo hasta convertirse en mariposa. 


Este álbum se ha editado en muchos idiomas y en todos los formatos habidos y por haber: distintos tamaños, distintos gruesos del papel (página dura y normal), con peluche de la oruga, desplegable, pop-up... El mío está en japonés, y no es una frikada, es que aproveché una oferta de una tienda de un museo que ahora no recuerdo cuál.

Es una historia sencilla y por eso el idioma es indiferente si la conoces, y como sucede con los álbumes ilustrados, la parte visual es la primordial. Aunque he leído que está recomendado a partir de 3 años, no estoy nada de acuerdo, de hecho no soy partidaria de clasificar los libros por edades, teniendo en cuenta que pueden ser leídos o explicados, o simplemente se pueden disfrutar sus ilustraciones e ir descubriéndolos conforme se va creciendo.

Hace tiempo que tengo La Pequeña Oruga Glotona, la llevo conmigo a la escuela cada curso y luego la vuelvo a traer a casa. Este curso la tuvimos expuesta en mi atril de madera (regalo de mi compañera Tere), un día le dije a Tere que sería estupendo hacer la oruga de tela o ganchillo para complementar el cuento y en dos ratos hizo una oruga preciosa que me regaló también :)

Cuando empecé a hacer cosas para la bolita se me ocurrió hacer bolsas, cestas, cajas, carpetas... con distintos cuentos y material para explicarlos, he ido haciendo una lista que compartiré cuando la de más o menos por acabada y espero que os animéis a sugerirme vuestros favoritos.

Cuento-bolsa con recursos para explicar 
La Pequeña Oruga Glotona





Tengo la mala costumbre de no documentar el proceso de creación... Pero os muestro el punto de partida de la mariposa, que después de darle vueltas semanas enteras decidí que fuese sencilla y manejable (descartando usar papel de celofán, que era mi primera opción).
 

Estoy contenta de ir acabando los proyectos a medias! Ahora, a otra cosa...

viernes, 26 de junio de 2015

PATITOS FEOS

"Se apagan las luces, se encienden los sueños"

Sigo presentando las cosas que van llegando para la bolita: 
un moisés recién aterrizado en nuestra habitación.


Es de unos amigos y lo vamos a cuidar muchísimo para que dure muchos años y lo disfruten más bebés, nos gusta que sea tan retro ¿lo sabéis, verdad?
Pronto llegarán las sabanitas.


Shhh... A contar ovejitas...



Ahora que aún no hay bolita qué dormir me permito la licencia de una nana rockera:

Buenas noches Casimiro

Fuera calcetines, me pongo el pijama,
me cuelgo la ropa, preparo la cama.
Los duendes, las hadas, se lavan los dientes
con mucha pastita y agua corriente.
Chiquitos, infantes, chavales, pequeños,
se apagan las luces, se encienden los sueños.

Versión de La Cabra Mecánica


Esta canción es de los ochenta y no la conozco de cuando era pequeña sino gracias al disco Patitos feos (2002) en el que varios grupos y solistas hacían una versión cañera de éxitos infantiles viejunos (y que Miguel llevaba en el coche cuando le conocí).

Os dejo que veáis la carátula del disco para que os hagáis una idea.


Andy Chango - Soy un gnomo
Antonio Vega - La Tarara
Celtas Cortos - Los números
ECDL - Hej, hej Wickie
La Cabra Mecánica - Buenas noches Casimiro
Javier Álvarez - Vamos a contar mentiras
Los Piratas - Somos dos (Mi mono Amedio y yo)
Mago de Oz - Quijote, Sancho
Maita Vende Ca - Señor Don Gato
Josele Santiago - Ser verde
Pereza - La Bruja Avería
Poncho-K - A mi burro
Siniestro Total - Correcaminos
Vicentico - Dime abuelito

jueves, 25 de junio de 2015

MI DISCRETA BARRIGA

A punto de cumplir la 30 semana de embarazo, tengo una barriga muy discreta, está claro que no le gusta llamar la atención. Aún así, la mayoría de mis vestidos no me entran y no tengo ni tiempo ni ganas de ir de compras. 

Vestido 2ªmano comprado en el Lost&found, cinturón de PNB y botas de Holalá!  (Barcelona)

Y ahora unas fotos marcando barriga, o contorno... A la bolita el cinturón no le entusiasmó y hacía sus esfuerzos por empujarlo, y eso que lo llevaba muy flojo. Ya empiezo a tener ganas de verla, ¡quedan dos meses de nada!, y tengo tantas cosas que preparar aún (por no decir casi todo), en breve me pondré manos a la obra y ya os iré enseñando.



La bolita aún no tiene nombre...

martes, 23 de junio de 2015

BANDEJAS DE EXPERIMENTACIÓN

Hace tiempo que, junto a mi compañera (paralela), empezamos a reflexionar sobre un recurso educativo muy empleado en la escuela infantil: las bandejas de experimentación.

Para no caer en aquello de "asaltar el almacén de la escuela, coger bandejas y algunos utensilios y decidir aleatoriamente un material para la manipulación", sino darle un valor pedagógico a la propuesta. Consideramos que antes de pasar a la acción es necesario sentarse y plantearse algunas cuestiones:


Objetivos didácticos y planificación
Es importante esta primera fase de reflexión, que ha de anteceder a cualquier acción educativa. Oigo frecuentemente que en el aula muchas veces hay que improvisar, yo matizaría: hay que ser flexible y tener la capacidad de adaptarse a los cambios y necesidades que surgen y trastocan nuestras previsiones, pero para no perder la calidad hay que disponer de alternativas pensadas previamente.

Esta reflexión se debería hacer en equipo, a nivel de paralelas, por ejemplo, aportando así más puntos de vista y riqueza a la propuesta. Conjuntamente nos plantearíamos interrogantes del tipo ¿qué pretendemos?, ¿qué pensamos que ocurrirá si...?, etc.

Aspectos a tener en cuenta
Comparto algunas de las cuestiones que nos surgieron cuando abordamos el tema.
  • Cuestiones temporales: periodicidad (propuesta fija: rincón/zona aula determinada, o puntual), la frecuencia, el momento del día, la durada...
  • Cuestiones espaciales: espacio concreto del centro o del aula (espacio exterior, interior, común, lugar de paso...), en el suelo o sobre algún mueble (mesa, banqueta, mueble auxiliar...), espacio entre bandejas... 
  • Cuestiones referentes al alumnado y al funcionamiento: número de participantes, si podrán decidir si participar o no, si podrán decidir cuando empezar y acabar, si podrán circular libremente y cambiar de actividad si así lo desean (y si dispondrán de propuestas alternativas)... 
  • Cuestiones materiales: qué material de experimentación utilizar, en qué contenedores lo pondremos, con qué utensilios lo presentaremos, de qué manera, qué cantidad de cada cosa... Si cambiaremos el material cada vez que llevemos a cabo la propuesta, si ofreceremos un mismo material con diversos utensilios en distintas sesiones o al revés, o en caso de ser fijo cada cuánto tiempo, etc.
Prácticamente cualquier elemento manipulable podría tener cabida, pero deberíamos pensar: qué les aporta, qué posibilidades ofrece... Sin olvidar plantearnos si es lícito experimentar con comida y qué otras alternativas tenemos (arena, semillas, piel de naranja triturada, piedras, agua, hojas, serrín...).
  • Cuestiones referentes a la presentación: las bandejas las podemos preparar delante de ellos, con ellos, antes y presentarlas cuando esté todo listo... 
Número de bandejas: una por niño. Esta pregunta no me genera dudas, ofrecer una para más de un niño no me parece apropiado, coarta la libertad de experimentar libremente. Si algunos niños acaban compartiendo bandeja e intercambios por iniciativa propia es otra cosa.
  • Cuestiones referentes al mantenimiento del material: planificar el momento de recoger, limpiar y guardar todos los materiales necesarios.
El papel del educador
Tenemos la gran suerte de compartir una mirada similar respecto a nuestro papel como educadoras, creemos en las capacidades de nuestros alumnos y pretendemos ayudarles a desarrollar sus potencialidades sin dirigir, obstaculizar o adelantarnos a este proceso.

- El educador acompaña, observa, reconduce si es necesario... 
- Decidir si tomar notas durante o después de la propuesta, si hacer fotos, grabar, etc. 
- Cómo organizar la información obtenida, si documentar con ella... 
- Si posteriormente, compartir y contrastar las observaciones realizadas con el equipo.

Normas
Nos planteamos que normas son necesarias transmitir a los alumnos:
  • De convivencia: presentes en el día a día y basadas en el respeto hacia los compañeros y los espacios y materiales. 
  • De funcionamiento: si pueden tirar al suelo los materiales, comerlos, cambiar de bandeja...
Nuestra propuesta
Preferimos bandejas de cartón o madera y utensilios de metal, madera o naturales (conchas, cáscara de coco, palos, piedras...) y en menos medida, recipientes plásticos (deshecho). A veces no podemos tomar muchas decisiones porque el material disponible nos limita, entonces apostamos por una presentación cuidada y jugar con la disposición de los objetos para observar el tipo de acción que provoca en los niños.

- Poner utensilios dentro o fuera de la bandeja
- Utensilios comunes (para todos los que comparten espacio) y particulares
- Disponer el material de experimentación en plano o tridimensionalmente

Éstas son algunos ejemplos de la puesta en práctica, basadas en los aspectos mencionados anteriormente y con los recursos disponibles, siempre es mejorable, no hay que dejar de replantearse el día a día en el aula!











Otras propuestas
Os dejo algunos ejemplos de bandejas de experimentación que me gustan y guardo en mi tablero de Pinterest.





jueves, 18 de junio de 2015

¿ES POSIBLE REGGIO FUERA DE REGGIO?

Junio está siendo un mes muy completo, yo lo alargaría una semana más para tener un poco más de tiempo y no ir con esa sensación de no llegar a todo, aunque creo que ya forma parte de mí lo de acumular "cosas por hacer". Mañana vienen unos amigos a comer y les queremos hacer algo especial, así que hemos estado dándole vueltas al menú y dejando listos algunos preparativos. En estas ocasiones es cuando me gustaría cocinar mejor, ¡aún no os he hablado de mi admirada Rachel Khoo! Desde que la descubrí (emiten sus programas en una televisión autonómica) me enganché a su manera fresca y cosmopolita de entender la cocina, ahora cuando cocino me siento un poco ella, solo me falta el cámara grabándome! Ya os la presentaré y lo entenderéis mejor.


Y luego están las innumerables visitas médicas. Porque, para colmo, me ha dado un resultado alterado la curva de Sullivan (esa analítica que te hacen en la que primero te tienes que beber un botellín de azúcar puro que sienta fatal) y me la tienen que repetir pero elevada al cubo ¡vaya ganas! Aunque estoy superando mi fobia a las extracciones de ya sabéis qué, me ha dado algo cuando me han dicho que tal día vaya al ambulatorio con un limón que me harán el análisis en tres veces, botellín-extracción (1 hora) botellín-extracción...

Y San Juan con su verbena y los petardos y las cocas...

Y ayer, preparando con mi grupo de trabajo Reggio una futura jornada y acabando de hilvanar nuestra participación en la escuela de verano de Rosa Sensat, me he dado cuenta de que ni os lo he mencionado. Para saber como funciona este año la escuela de verano, es bastante innovadora, podéis entrar en la web


Nosotros, como grupo, los días 6, 7 y 8 de julio estamos dentro de las propuestas de espacios de intercambio (porque no es un curso, sino un espacio donde compartir experiencias, reflexiones...) y la nuestra es:

¿Es posible Reggio fuera de Reggio?

Creo que el título ya da muchas pistas sobre lo que pretendemos hacer hincapié, tal vez incluso os lo habéis preguntado en alguna ocasión, ya que somos muchos los educadores enamorados de esta filosofía educativa y que la tomamos como referente para nuestra praxis diaria, y hasta aquí puedo leer...


Y la de entradas que tengo a medias, ¡se me van a caducar! Y ya es viernes, que siempre hace ilusión, es mi noche favorita del fin de semana porque aún quedan dos días enteritos por disfrutar!

miércoles, 17 de junio de 2015

LIBRETA CON ILUSTRACIONES VINTAGE

Pequeñas grandes cosas que me hacen feliz, tesoros que evocan a una persona especial, alguien que se acuerda de mí cuando ve una libreta preciosa, alguien que ha ido entrando en mi vida poco a poco para instalarse.

Y una piedra que pide ser decorada
Gracias


En este cuaderno cada página es una pequeña joya, una sorpresa. Estoy deseando acabar la anterior libreta de mi querida Alicia in Wonderland para escribir en ella y coleccionar momentos a través de sus hojas siempre distintas.





Cosas de bolitas
Después de escribir la anterior entrada sobre los pañales de tela me habéis hecho muchas preguntas, ya os dije que os explicaré conforme los vaya usando con la bolita, paciencia que aún sigue dentro cogiendo gramillos a su ritmo. Espero enganchar a muchas futuras mamás en esta práctica eco!

Y ayer por fin me trajeron la cuna, regalo de una compañera de mi hermana que ya no la va a usar más (me encanta esto de aprovechar cosas de bebés amigos). Es una cuna roja de madera de Ikea, y con la cuna me dio un montón de ropa de cama y toallas. Ahora descansa en el trastero hasta que se acerque un poco más la fecha, ya me está dando miedo la de cosas que vamos a tener que embutir en nuestro mini piso! Porqué para quién no lo sepa, no le hemos montado habitación ni lo pensamos hacer de momento.

Sigo en plan proyectos a medias
La panera/cesto de los tesoros va teniendo más cositas, recolecto a un ritmo lento, no hay prisa. A mi madre ya le registré los cajones y le dije que a ver si acumula más cachivaches!! Hizo una pequeña aportación con un servilletero de metal y una huevera de cerámica y yo no pude evitar comprar cuatro cosillas de madera.

Me sigue faltando lo principal: la panera. Y tengo dos opciones, comprarla con el "vale" que me regalaron las familias de la escuela en la tienda Milanta, o ir a una tienda especializada en cestería que hay en Barcelona y se llama Siscart (C/Creu Coberta, 123. 08014 Barcelona).

Cuando tenga la cesta os lo enseñaré todo, que me muero de ganas, pero voy a esperar un poco más. Me he hecho una lista de los materiales que voy recopilando por categorías: manualidades, recopilados por casa, aportaciones de amigos, naturales y comprados. Así veo lo que me falta: algo de cuero o piel, algo más de cerámica, cadenas de acero inox., conchas y caracoles de mar grandes, algo de mármol... (sigo siendo la friky de las listas).

Otro proyecto a medias va sobre un cuento, la Pequeña oruga glotona de Eric Carle. Me gustaría confeccionar recursos para explicar algunos de mis cuentos favoritos y cada uno hacerlo de modo distinto. Por ejemplo, una caja con los títeres de todos los personajes y elementos significativos del cuento, una bolsa con elementos para explicar el cuento, una carpeta con láminas bonitas para narrar la historia y un kamishibai... 

He empezado con la Oruguita y solo me queda un elemento para tenerlo acabado y os lo podré enseñar. Otros de mis cuentos favoritos son: ¿A qué sabe la luna?, Nadarín de Leo Leonni ( en catalán se titula neda-que-neda, se me hace raro eso de "nadarín"), El topo que quería saber quién le había hecho aquello en la cabeza, y seguro que haré alguno tradicional como el de Los tres cerditos, que me encanta explicarlo. 

No os digo más cosas que tengo a medias porque me estreso solo de pensarlo... Porque aún sigo con revisiones y correcciones del TFG (trabajo de fin de grado) y me está fastidiando bastante.

domingo, 14 de junio de 2015

PAÑALES DE TELA Y OTRAS ELECCIONES

Yo ya estaba a favor de los pañales de tela antes de saber si resultaban prácticos o no. Todo lo que supone generar residuos me pone los pelos de punta, por eso reciclo, reutilizo y, sobretodo, trato de comprar pocos envases. En la escuela, ver la cantidad de bolsas de basura llenas de pañales me genera bastante impotencia, sé la barbaridad de tiempo que tardan en degradarse y no puedo evitar imaginar montañas de basura ensuciando nuestro planeta (si solo fuera imaginar...).

En mi entorno acogieron la noticia con escepticismo, creo que lo vieron más como una moda que no como una alternativa sostenible y razonable. Pero no me quejo, todos los que se dieron por aludidos, porque creen que cambiarán los pañales de la bolita, me pidieron que les enseñara a usarlos, así que vamos por buen camino!

Con mi convencimiento de que la bolita llevará pañales de tela, miré algunas webs para informarme a fondo y saber qué tipos hay y dónde comprarlos. Además, los incluí en la mini lista que he elaborado para los empeñados en regalarnos cosas (jejjee!!! en realidad me encantan los regalos, pero sin obligaciones), curiosamente nadie se ha interesado por ellos...

Y sin pensarlo, un día una amiga se ofreció a dejármelos, nada menos que 11 pañales! Con este ofrecimiento cumplía con otra de mis intenciones respecto a las cosas de la pulga: evitar el consumismo descarado que se mueve entorno a la infancia (generando necesidades que no son tales, inventando productos innecesarios, apostando por materiales de mala calidad, etc.). Prefiero el intercambio, la reutilización, la simplicidad...

Y claro que me encantan muchas de los productos que fabrican para bebés, ya solo por su tamaño en miniartura, y caeré en alguna tentación, pero espero ser coherente con mis ideas. Por ejemplo con los zapatos, que hacen verdaderas preciosidades, ¡hasta para bebés que no andan! Pero yo no quiero ponerle zapatos hasta que sea necesario y, en todo caso, apostaré por unos zapatos apropiados (este tema merece una entrada a parte).

KIT PAÑALES DE TELA

Os presento el kit pañales de tela, con colgador incluido, que me han prestado (ya le he hecho hueco):


Y para que veáis los once modelos juntos: ocho son iguales (los de colores lisos) y los otros tres de distintas marcas.


Pañales insertables Bum genius (www.bumgenius.com)  

Los ocho pañales de colores tienen cobertor impermeable, para que no traspase, y una tela que impide que el bebé se sienta mojado, cosida. Entre ambas capas, un bolsillo para insertar las tiras absorbentes

Son adaptables (talla única: se pueden usar desde el nacimiento hasta que deje de usar pañales) mediante un sistema de cierre de broche de plástico, y ajustables a la cintura por un sistema de velcro.





El pañal rosa con estampado de hadas y el de estampado de vaca son de ecopipo pañales ecológicos (www.ecopipo.com), y tienen exactamente el mismo sistema que los anteriores.

Todo en uno Simplex (www.swaddlebees.com)

El pañal de estrellas tiene cobertor impermeable, para que no traspase, y la parte absorbente cosida a éste. En contacto con la piel del bebé, una tela muy suave que permite que se sienta seco.

En este caso no es adaptable, tiene para ajustar a la cintura 4 posiciones con un sistema de cierre de broche de plástico. La toalla absorbente está cosida en su interior y tiene el espacio abierto para añadir más y de este modo obtener mayor absorción.




Me han dejado bandas absorbentes de distintos tipos: 

El primero, de ecopipo, es 100% microfibra y va cosido doble, además cada capa en sí también es doble. Y exactamente igual al anterior, de la marca Green Acre Designs (www.grenacredesigns.com).

El segundo, de bum genius, es 80% poliester y 20% nylon (un poco más delgados que los de microfibra) consta de tres capas cosidas y tiene cierre de broche para ajustar su tamaño. También tengo, de esta misma marca, más pequeños y de dos capas cosidas y sin broches (para complementar con otros absorbentes).

El tercero, no tiene etiqueta, la parte azul es microfibra y la cruda parece algodón, ambas capas, y con broche para unir formando tres bandas de tejido.

Un cuarto tipo, que no he fotografiado por descuido, de tikiba, es de bambú. Uno está formado por una única capa y de largo suficiente para ser doblado en dos, el otro, en la parte central es de doble capa; ambos son mucho más delgados que cualquiera de los anteriores.


Por último, una caja de forros desechables de viscosa, de Popli (www.popolini.com), que se coloca directamente en contacto con la piel. Entre sus usos: facilitar la retirada de las heces, proteger el pañal de restos de crema, contribuir al efecto de culito seco dejando pasar la humedad pero evitando que retorne, usar como toallita. El rollo que aparece en la primera imagen en la parte superior del colgador, también son forros desechables de viscosa.

CÓMO USARLOS

Soy una novata, ya veis, mi intención es probar todas las opciones y dar con la que se ajuste a nuestras necesidades. Lo principal es que es una decisión muy pensada y de la estoy totalmente convencida, así que parto con esa ventaja. 

En el bolso con las cosas del bebé llevaremos pañales de repuesto, al igual que haríamos en caso de usar desechables, muselinas, e incluiremos una bolsa con cierre para los pañales y trapitos sucios.

LAVADO

En función de las lavadoras que lleguemos a poner, ahora nunca son más de dos por semana, buscaremos el sistema que mejor nos vaya. Otra ventaja es que tenemos lavadero, por lo que podemos dejar secar los pañales, si es necesario, antes de almacenarlos en un cubo con tapa y un poco de bicarbonato de sodio (para neutralizar olores) listos para el lavado.

No me preocupa en exceso, como si tengo que lavar a mano, cosa que hago con casi todos mis vestidos de segunda mano o cosidos a mano para no dañarlos. Me ha quedado claro que se usa poco detergente (y éste mejor libre de perfumes y blanqueadores), no se utiliza suavizante, y en el aclarado, opcionalmente, se puede añadir un chorrito de vinagre.

¡Y secar al sol, el sistema más barato y ecológico y eficaz anti-manchas!

MÁS COSAS EN RELACIÓN AL CAMBIO DE PAÑALES

Cuando me dijeron de regalarme la canastilla completa, con cremas, colonias, etc. me sorprendió que no entendieran porqué no estoy de acuerdo con el uso de estos productos. Les argumenté que miraran la cantidad de ingredientes poco deseables, incluso tóxicos, que contienen prácticamente todas las colonias, toallitas húmedas, cremitas, etc. Ingredientes tan dañinos como parabenes, ftalatos, fenoxietanol, alcohol y perfumes

Supongo que soy especialmente sensible a este tema a partir de una reflexión que nos llevó a hacer una compañera de la escuela sobre el uso de toallitas húmedas (las mismas que algunos adultos incluso usan para limpiar la cara de los bebés), que además no se aclaran, por lo que el producto permanece en la piel. Tenía a mi disposición gran variedad de marcas para comprobar que todas contenían algunos de los ingredientes que menciono, este hecho me dio mucho en qué pensar... No quería nada que perjudicase a los niños, así que empecé a evitarlas y a substituirlas por agua, jabón y toalla de tela.

Para el cambio de pañales de la bolita no las usaré, las sustituiré por muselinas y agua (jabón solo en caso de deposiciones, extremar la higiene en este caso es perjudicial porque no respeta la capa natural de protección de la piel). Es tan sencillo como humedecer un extremo de la muselina para limpiar y usar la parte seca para retirar la humedad. Y si nos pilla fuera de casa, con tener una botella de agua o un pulverizador con un poco de agua para humedecer las toallas es suficiente, y una vez sucia, a la bolsa que usamos para el pañal.

Tampoco usaré en principio cremas de cambio de pañal, lo que hacen es crear una barrera que no deja transpirar la piel, tras su uso cuando dejas de ponerla suelen aparecer todas las irritaciones habidas y por haber como por efecto rebote. Optaré por tener un frasquito con aceite de oliva virgen o pastas al agua en todo caso (irritaciones, rojeces).

viernes, 12 de junio de 2015

PROYECTOS A MEDIAS

Me paso por aquí a saludar, a dar señales de vida, porque cuando pasan unos días y no entro para escribir o compartir algo lo echo de menos! Pero hoy no voy a entrar en materia, solo tengo un ratito, (aunque estoy de baja estoy más pendiente a la agenda que nunca, no tengo tiempo para aburrirme o descansar, que ya empiezo a notar que lo necesitoy lo aprovecho para contaros cuatro cosillas: 

Primero y principal, por fin pude ir a la escuela y quitarme la espinita de ver a mis preciosidades y alucinar con lo grandes que están. Ya sabía que me iba a costar separarme de ellos así de pronto, sin un final de curso o un fin de etapa pautado, me acuerdo de ellos cada día y me resulta raro que sigan yendo a la escuela, a la que ha sido hasta ahora nuestra aula-estancia, y no ser yo quien acompañe sus pasitos... 

Ese día, las familias me hicieron un regalo muy apropiado para mí: un vale de compra para la tienda Milanta, os hablé de ella y de mis materiales favoritos en esta entrada (más sobre materiales y el espacio aquí). Y también, el primer conjunto para la bolita!! Hasta ahora solo tenía el body AC/DC y un turbante que me pareció perfecto para combinar con el body :)



Segundo, sigo con el trabajo de fin de grado (TFG): lo he tenido que retomar y parece no acabarse nunca. Aunque el tema que he elegido me apasiona (la selección de materiales para la escuela infantil en base a la filosofía educativa de Reggio Emilia), el punto de vista por el que me están guiando no tanto. Me queda el consuelo de que estoy profundizando muchísimo sobre este aspecto y no me separo un instante de mi libreta de trabajo, que se está llenando de referencias bibliográficas recomendadísimas, citas e ideas (que quiero compartir en una entrada en condiciones).


Esta es mi libreta de trabajo, como estoy constantemente rebuscando en ella apuntes o notas concretas, al final me hice marcadores para que fuese más práctico:
  • Arriba para la bibliografía
  • En el lateral, apuntes de los cursos, charlas, conferencias, etc. a las que asisto
  • Abajo en amarillo, notas de los encuentros mensuales con mi grupo de trabajo Reggio
  • Abajo en lana, citas y frases que quiero tener localizadas




Tercero, una idea para elegir nombre para la niña en colaboración con amigos y familiares. Estas fundas contienen dos cartulinas, una para que nos propongan uno o más nombres y expliquen porqué piensan que debería ser ese, la otra para que pongan una foto suya y si quieren escribir algo, libremente. Les daremos el mes de junio como plazo para que nos lo entreguen, lo encuadernaremos y le haré unas tapas bien bonitas. Será un recuerdo que guardaremos para cuando la pulga sea grande. 

Así que, participantes que leéis esto, os pido originalidad, sed creativos y libres!


¿Nunca os he hablado de lo que me llegan a gustar los sellos/tampones de estampación?Buscando los papeles (para lo del nombre) encontré estos sellos de letras (son de Tiger y vienen con la tinta negra y roja, 3€), compré un pack de tres colores más de tinta y saqué del baúl de los recuerdos mis pocos proyectos de carvado. Mi fallo, hace años, fue comprar una gubia que no corta demasiado, lo que me supuso destrozar muchas gomas y cansarme pronto.


Y por último, y lo que más ilusión me hace contaros: he empezado a recopilar materiales para el Cesto de los tesoros de la pulguita, le cedí esta idea a mi hermana para que fuese su regalo, ella también es educadora de infantil, pero me confesó que sabía que no la iba a hacer a mi gusto y que prefería que la hiciese yo. No soy tan tajante, eh! Pero así tengo la excusa para compartir con vosotros mi propuesta particular de Cesto de los tesoros (Panera dels tresors).

También quiero explicaros cosas de bebés, ahora seré una pesada lo veo venir, sobre el porteo, los pañales de tela (que me han dejado ya, por cierto), lo que me van regalando, etc. Son muchas cosas, pero paso a paso!

¡Hasta muy pronto y feliz viernes!